james-sutton-201910.jpg

Delegado de Protección de Datos

El Delegado de Protección de Datos (DPO, en sus siglas en inglés) es una nueva figura creada por el Reglamento UE 2016/679, y constituye uno de los ejes principales del principio de responsabilidad activa previsto en el mismo. Su nombramiento es obligatorio en el caso de:

  • Autoridades u organismos públicos;
  • Entidades cuyas actividades principales consistan en operaciones de tratamiento que requieran una observación habitual y sistemática de interesados a gran escala;
  • Entidades cuyas actividades principales consistan en el tratamiento a gran escala de categorías especiales de datos personales, o de datos relativos a condenas e infracciones penales

En DATUSLEX reunimos las cualidades profesionales, conocimientos jurídicos especializados y experiencia en materia de protección de datos, que requiere el perfil del Delegado de Protección de Datos. A todo ello le sumamos un proceso de formación continuada, capacidad de trabajo en equipo y habilidades comunicativas.

Por ello, en DATUSLEX ofrecemos el servicio de Delegado de Protección de Datos, para desarrollar en el seno de las organizaciones las funciones asignadas por el Reglamento UE a dicha figura:

  • Información y asesoramiento respecto de las obligaciones de protección de datos;
  • Supervisión del cumplimiento del Reglamento y demás normativa, incluyendo la formación al personal y la realización de auditorías;
  • Asesoramiento acerca de la evaluación de impacto relativa a la protección de datos;
  • Punto de contacto con la Autoridad de control y cooperación con la misma.

DATUSLEX lleva a cabo las funciones de Delegado de Protección de Datos como externo a las organizaciones, garantizando en todo momento la independencia de su desempeño.